¿Qué pasa si se extrae un diente de leche antes de tiempo?

Aun si un diente está prácticamente suelto, sacarlo prematuramente puede dañar el tejido sensible de las encías. Además de esto, incrementa el peligro de infección, sangrado y mal.

En la etapa entre los 6 y los 12 años, la mayor parte de los pequeños pierden los dientes de leche en pos de los dientes permanentes. Los dientes de leche se apartan gradualmente de sus raíces hasta el momento en que se caen gracias a la gravedad oa una rápida presión. Es una tarde fácil para sacar los dientes a los mucho más pequeños, pero en los primeros casos los mayores sospechan.

Ahora te enseñamos ¿cuándo?, ¿y por qué razón? del movimiento de los dientes de leche, y de de qué manera debemos elaborar al niño y su diente para extraerlo de manera natural después, o si es requisito en una clínica de odontopediatría.

¿Cuándo hay que sacar un diente de leche?

En el momento en que hay una caries en un diente de leche y es pequeñísima, es viable arreglar el daño a través de un desarrollo de remineralización (salvo que la infección sea mínima y el niño prosiga las medidas de higiene bucal correctas). No obstante, en el momento en que la caries es un tanto mayor, el odontólogo optará por efectuar un empaste, y en el caso de que el daño en el diente sea mucho más severo, el odontólogo va a poder decantarse por efectuar una pulpotomía, régimen consistente en obtener una parte del diente. . del nervio del diente perjudicado.

Al final, si el diente tiene una enorme lesión gracias a la caries, el dentista puede sugerir una corona de metal para sostener el espacio ocupado y eludir que otros dientes lo invadan.

¿Se tienen que obturar los dientes de leche?

Aparte de los inconvenientes de desalineación, la caries en los dientes temporales puede ser otra complicación grave: una infección que avanza hasta la base del diente y crea una bolsa de quistes que perjudica al diente persistente. Así, si no se tratan las caries en los dientes temporales, los permanentes tienen la posibilidad de medrar con lesiones o deformidades a consecuencia de esta infección no tratada.

En el momento en que hay una caries en un diente de leche y es pequeñísima, es viable arreglar el daño a través de un desarrollo de remineralización (salvo que la infección sea mínima y el niño prosiga las medidas de higiene bucal correctas). No obstante, en el momento en que la caries es un tanto mayor, el odontólogo optará por efectuar un empaste, y caso de que el daño en el diente sea mucho más severo, el odontólogo va a poder decantarse por efectuar una pulpotomía, régimen consistente en obtener una parte del diente. . del nervio del diente perjudicado.

¿Se tienen que obturar los dientes de leche?

Aparte de los inconvenientes de desalineación, la caries en los dientes temporales puede ser otra complicación grave: una infección que avanza hasta la base del diente y crea una bolsa de quistes que perjudica al diente persistente. Así mismo, si no se tratan las caries en los dientes temporales, los permanentes tienen la posibilidad de medrar con lesiones o deformidades a consecuencia de esta infección no tratada.

En el momento en que hay una caries en un diente de leche y es pequeñísima, es viable arreglar el daño a través de un desarrollo de remineralización (salvo que la infección sea mínima y el niño prosiga las medidas de higiene bucal correctas). No obstante, en el momento en que la caries es un tanto mayor, el odontólogo optará por efectuar un empaste, y en el caso de que el daño en el diente sea mucho más severo, el odontólogo va a poder decantarse por efectuar una pulpotomía, régimen consistente en obtener una parte del diente. . del nervio del diente perjudicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *