¿Cómo bañarse después de una extracción dental?

Si puedes y tienes que bañarte, cerciórate de que el agua no esté ardiente o muy ardiente, suficientemente ardiente, te va a ayudar a eludir la inflamación, prosigue las sugerencias y toma tu fármaco, ¡lo siento!

En ocasiones es precisa una extracción antes, a lo largo de o tras tu régimen de ortodoncia. De ahí que, deseamos ofrecerte una sucesión de fáciles consejos que asistirán a que la región perjudicada sane de manera rápida.

  • La región tiende a estar sensible a lo largo de unos días, habitualmente es suficiente con un tranqulizante sugerido por nuestro dentista para calmar las afecciones. Es esencial comenzar a tomar calmantes si hace aparición el mal y no aguardar a que se calme. Solicitud con tu dentista qué analgésico es el mucho más conveniente para ti y tu situación personal (diabetes, embarazo, etcétera.).
  • Evite la aspirina, en tanto que hace difícil la coagulación y puede lograr que sangre mucho más.
  • Si tiene una gasa compresiva en la herida, sosténgala a lo largo de una o 2 horas y después retírela. Si prosigue sangrando, debe utilizar otra compresa de gasa estéril en la herida y regresar a morder, repitiendo el desarrollo previo.
  • Traga, no lo escupas. No enjuague. Cuanto mucho más enjuagues, mucho más sangrará.
  • En el momento en que llegues a casa, tienes que reposar las primeras 12 a 24 h. Intente no llevar a cabo ejercicio a lo largo de cuando menos 12 horas tras la intervención. No se acueste, si lo realiza, debe poner una almohada para sostener la cabeza elevada.
  • No seguir ni cargar elementos pesados ​​a lo largo de 2 o tres días.
  • Tu cara puede estar tenuemente hinchada Si es de esta manera, ponte hielo envuelto en una toalla, y ponlo en la cara por unos minutos, entonces retíralo.
  • Se aconseja no fumar en las primeras 24 h, irrita la herida y tarda mucho más en cicatrizar, logrando aun hacer más simple el sangrado.
  • No pinchar la región perjudicada con los dedos o la lengua
  • No consumir bebidas alcohólicas en las primeras 24 h, retrasarás el desarrollo de curación.
  • Evite tomar cosas bastante calientes (café, sopa, etcétera.) a lo largo de las primeras 24 h, el calor posibilita el sangrado. Reemplázalos por alimentos fríos y tibios, simples de masticar y tragar, y que no contengan semillas, trata de no masticar por ese lado y charla lo menos viable a lo largo de las primeras 24 h.
  • Pasadas 24 h (y siempre y cuando no haya sangre) puedes enjuagarte y continuar con tu higiene frecuente.

¿Cuándo debe llamar a nuestra oficina?

  • Sangrado o incremento del sangrado
  • Mal o hinchazón que incrementa o prosigue tras 2 o tres días
  • Gusto y fragancia desapacible en la boca
  • Alguno reacción al fármaco

Es esencial que se forme un coágulo de sangre en el lugar de extracción del diente para parar el sangrado, achicar el mal y apresurar el desarrollo de curación.

Higiene dental tras la extracción

Cuanto mucho más dificultosa es la intervención, mucho más cuidados debemos tener después, más que nada en los primeros días.

Por este motivo, es conveniente proseguir las sugerencias de nuestro odontólogo, en tanto que es la mejor persona que nos puede asesorar sobre la higiene dental tras la extracción dental.

Comprobación de daños

Tras la extracción del diente, el dentista verifica que el diente está absolutamente intacto, que no existe ninguna raíz rota o que queda un pequeño ápice radicular en el alvéolo. Si es de esta forma, ha de ser eliminado.

El dentista verifica la integridad de las paredes alveolares y si quedan restos de astillas de hueso que se hayan desprendido y caído en el alvéolo vacío.

Cuidados postoperatorios tras extracción dental

  • Controla el sangrado en la región. Envuélvala con una gasa estéril seca y coloque una presión despacio a lo largo de unos minutos para dejar que la sangre se coagule, entonces deje la gasa puesta a lo largo de 30 minutos. a fin de que no haya sangrado. Si sigue sangrando en el momento en que se quita (el primero de los días es habitual), consulte a su dentista.
  • Tras el trámite, coloque hielo para achicar la hinchazón en intervalos de 30 minutos hasta la hora de acostarse. La hinchazón definida espontáneamente de 24 a 72 horas es habitual, en dependencia de la extensión de la cirugía. Se tolerante. Pruebe su reposo y no se esmere los primeros tres días.
  • La primera noche tras la cirugía, intente sostener la cabeza elevada con almohadas, para limitar el sangrado y la hinchazón.
  • El primero de los días, procura llevar una dieta blanda y fría. Evite las bebidas calientes y intente no masticar el costado de la herida.
  • Evite fumar, tomar alcohol y bebidas carbonatadas a lo largo de por lo menos las primeras semanas tras la cirugía.
  • Al día después de la extracción, enjuágate la boca 4 ocasiones cada día con agua no muy caliente con sal (una cucharada chica de sal en un vaso de agua es bastante). En el momento en que finalices de enjuagar, no escupas realmente fuerte para no romper el coágulo de sangre. Deja que el agua se deslice.
  • Es esencial sostener la higiene en la región de la herida. Tras cada comida, límpielo con una pequeña almohadilla húmeda y cepille los dientes esmeradamente a su alrededor a fin de que no se forme placa. Acabar con enjuague para la boca.
  • Presta atención a las pautas que te marque el dentista en lo que se refiere a antibióticos, calmantes y cuidados. Evite la aspirina, que hace difícil la coagulación.
  • Y, naturalmente, si tienes mal prolongado o profundo, inflamación, sangrado o fiebre, llama en el instante a tu dentista. Nuestro teléfono de urgencias es el 91 577 39 44.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *